No ha sido fácil

Habla San Juan. Si bien, la realización de un evento como pedaleando por el Sur, debería traer consigo muchas satisfacciones, para organizadores, participantes y el entorno, cierto también es que hay ocasiones en que es absurdo encontrar tantas trabas para la organización de un evento que debería tener un trato especial por el contexto social que posee.

Muchas empresas, negocios y/o marcas deciden aparecer en un mercado definido a través de múltiples eventos muchas dirigidos a la diversión comercial. Pero nosotros quisimos que sea diferente, y en vez de pensar en una fiesta, contratar algún grupo, o golpear sin piedad publicitariamente, decidimos integrar a la comunidad a la cual vamos dirigidos, proponiéndoles un evento, donde grandes y chicos pudieran hacer uso de aquel gran acompañante de gratos momentos llamado bicicleta y pasar un domingo entretenido como hace tiempo no se pasaba, disfrutando libremente de las vías de nuestro distrito, motivados además por el llamado a unirnos para juntar donaciones y así ayudar a nuestros hermanos del sur. Cumpliendo todas las metas propuestas.

Sin embargo, en este camino nos encontramos con innumerables dificultades, perdiendo, tiempo, dinero y la paciencia. Y es que el nefasto sistema burocrático al que fue sometido esta bicicleteada desde un comienzo podría matar toda intención que querer realizar más eventos de este tipo. Desgraciadamente el ser "nuevos" (en este distrito), hizo que se pague un “derecho de piso” que no esperábamos.

Empezando con la Municipalidad de SJL, a quienes esperamos tener como parte de nuestro equipo pero contrariamente a esto nos hicieron perder más de un mes en trámites para que "sólo" en la etapa final de la pre producción y al ver lo organizado de nuestro trabajo decidieran "agilizar" estos trámites y prometernos todo su apoyo, sin embargo al rehusar dejarlos intervenir (por no querer decir irrumpir) en la producción se nos negó todo apoyo prometido (Escenario, sistema de audio, gráfica, y permisos para el módulo de difusión y pre inscripción) a pocos días del día central, haciendo peligrar la realización de Pedaleando por el Sur.

Para entenderlo mejor, se nos propuso que todo participante llevara un polo con alusiones al alcalde del distrito, cuando ya teníamos un acuerdo previo con la empresa Edyficar e iban a ser ellos quienes iban a proporcionar estos, y aún informados de este acuerdo se nos hizo la “re” propuesta de dejar sin efecto este acuerdo, siendo aquí donde surge todo. Y es que si bien no hubo contrato de por medio con ninguna empresa que participó en este evento, pues si hubo un acuerdo verbal, suficiente entre dos partes de buen proceder. Aquí la gente de la municipalidad debería entender que no se nos puede "sugerir" el faltar a nuestra palabra, y menos aún tratar de convertir este evento de sensibilidad social en uno político, ya que si bien la municipalidad está en todo su derecho de promocionar su imagen como cualquier auspiciador, no se puede condicionar ni alterar la organización de un evento al que no se le prestó atención alguna en un inicio, ya que formas para trabajar hay y muchas, pero esta no es una de ellas.

Es sencillo, por el respeto a los participantes y las empresas que apoyaron desde un principio el formato del evento tenía que ser respetado, ya que si inicialmente hubiéramos conversado y sido recibidos como lo solicitamos estamos seguros que habríamos ideado la mejor forma de una buena imagen para la municipalidad sin que parezca campaña política, ya que nosotros nos compramos “la pelea” de organizar este evento y el regalar este evento a otros fines sería no valorar nuestro trabajo. Desgraciadamente al negársenos este apoyo y ni siquiera permitírsenos colocar publicidad en el mismo parque zonal (cuando otros eventos comerciales y de la misma municipalidad si pueden poner cartelones) esto afectó la organización mas no la llegó a destruir.

El segundo puesto de este denominémosle “jalón de orejas” va para la Gerencia de Transporte Urbano, al querer deshacer sin razones el circuito que presentamos (que felizmente pudimos recobrar al 80% previas cartas, tramites y tiempo), así como el cobro por “cada” calle que cruzó esta bicicleteada sin considerar el apoyo que se reuniría con este evento, sólo queda sonreir para entender que hacer las cosas con todo el proceso formal y obtener los permisos correspondientes crean más problemas que el ser informal.

Y el tercer puesto, y para cerrar, va para una empresa textil del distrito, del cual no mencionaremos el nombre, pero sabemos que leerán estas líneas. Y es que al ser una empresa grande, reconocida y con fábricas en nuestro distrito, creímos conveniente invitarlos a formar parte de este evento confiando en la calidad que sabemos poseen. Recurrimos así a su área de marketing la cual fue la segunda empresa en recibir la propuesta con meses de anticipación. Si bien no esperamos un sí de parte de todos porque sabemos que esto no trabaja así. Lo que no entendemos es la falta de profesionalismo para hacernos tener que enviar una y otra vez cartas, y realizar más de una decena de conversaciones por teléfono y sendos mails, para tener que explicar en cada ocasión lo mismo y sólo hacernos perder tiempo por la falta de un poco de trato profesional por parte de aquellos que llevan la imagen de una empresa en sus manos. Y es que el tenernos con un “si” a medias a falta de 3 días del evento es ridículamente irrespetuoso y ellos lo entienden, ya que un “no” a falta de un mes o hasta de una semana es manejable y muy diferente a un “no sé, quizás” a falta de 2 días. Queremos creer que es falta de capacidad y no falta de respeto. Así lo entendimos en algunas conversaciones donde les teníamos que explicar cosas de marketing que cualquier profesional de esta rama entendería.

Hubiéramos querido destinar estas líneas a seguir agradeciendo, pero lastimosamente a veces hay que mencionar lo bueno y lo malo. Y Si bien la lista pudiera seguir pues felizmente ninguno de estos pequeños malos ratos pudo impedir la realización de este evento, evento del cual todos se fueron contentos, y aún con las trabas, el frío y hasta la sobre alerta por la fiebre porcina (difundida sobre todo en los colegios) logramos, entre todos varias sonrisas al sur de nuestro país y eso se puede considerar un éxito.
Comparte en Google Plus
    Comenta con Google +
    Comenta con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario