Recent comments

Las últimas

PROBLEMAS DE ATENCIÓN EN NIÑOS Y RECOMENDACIONES PARA MEJORARLA



¿Realmente los niños tienen problemas de atención o prestan atención a lo que sí les interesa?


Uno de los motivos más frecuentes en consulta, durante la época escolar es, la falta de atención y concentración en niños; pero ¿qué es atender? Es poner mis 5 sentidos (vista, oído, tacto, olfato y gusto) en la actividad que estoy realizando, es redirigir, una y otra vez, mi atención, en eso que estoy haciendo.

Los profesores refieren a los padres que sus hijos no pueden prestar atención; ya que, durante la clase, se distraen fácilmente con el compañero del lado o con cualquier otro estímulo presente en el aula. Sin embargo, si algunos niños tuvieran dificultades para atender, ¿por qué si prestan total atención a los dibujitos en la televisión, videos, juegos en el celular o, a un payaso en una fiesta infantil?
Lo único que aún no ha evolucionado en nuestro medio, es el sistema educativo, porque se pretende que el niño aprenda sentado, cuando la psicología del desarrollo nos indica que, para que ellos aprendan, necesitan recibir información por medio de sus sentidos: observando, escuchando, tocando, oliendo y saboreando. 
Cabe resaltar que, la duración de la atención en los niños, en determinadas actividades, varía según sus edades: un niño de 2 años no tendrá el mismo grado de atención que  uno de 5 años; ya que, la atención va aumentando, progresivamente, según la edad y la maduración del cerebro. 

¿Y en el caso de los adultos? Veamos, si asisto a una conferencia, en la cual me parece “aburrida” voy a sacar mi celular y, me perderé un rato, en las redes sociales; pero, me acuerdo que pagué “tanto” por asistir a la presentación y me digo “mejor atiendo” y  puedo redirigir  mi atención en el momento presente. Nosotros los adultos, poseemos la capacidad de “autocontrol”, nuestro cerebro ya está apto para hacerlo; no obstante, hay quienes no han entrenado ese “músculo”.

Para que los niños mejoren su capacidad de atención en las actividades que realizan, necesitamos recordarles lo que tienen que hacer, motivarlos, orientarlos, guiarlos y animarlos. Para ello, tenemos que ser súper creativos: usar pizarras, colores, cantar, jugar, etc. Puedes buscar una orientación psicológica para que te ayuden al respecto o  puedes optar por clases de yoga para niños donde, de una forma bastante lúdica y divertida, entrenan su atención. 

No le digas a un niño que es “distraído” o que tiene “problemas de atención” porque terminará creyéndoselo y, se limitará diciendo “no puedo hacerlo porque soy distraído”.  

Recuerda que nuestros hijos nos necesitan para crecer y avanzar, y tú serás esa voz, amiga o enemiga, que ellos tengan, dentro de su cabeza, en los próximos años. 

¿Y el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad? Les prometo que la siguiente columna abordaré el tema. 

Cindy Cotrina 
Psicóloga y Psicoterapeuta.
Imagen: pedag-educ.blogspot.